Hace dos años que hice estos ejercicios y pensaba que había entendido, ahora mas viejo pude entender más, no cabe duda que la misericordia del Padre es infinita, por la oportunidad de entender que el me ama y que de acuerdo a la gracias que tenemos es la medida que podemos corresponder, me quedo con una frase que me compartió un Padre, «Aquel que te creo sin ti, no te salvará sin ti» San Agustín. Muchas gracias por esta enorme oportunidad, bendiciones a todos los que nos dan esta oportunidad, en especial al Padre Gustavo Lombardo. Gracias, SL2 PR