Meditación 9 – La Misericordia de Dios

Meditación 9 - La Misericordia de Dios

Dijo el Señor a Santa Faustina: “Yo soy Santo y el menor de los pecados me horroriza. Pero cuando los pecadores se arrepienten, mi Misericordia no tiene límites (...) Los peores pecadores podrían convertirse en santos extraordinarios si confiaran en mi Misericordia (...) Mi Misericordia sólo puede alcanzarse con la copa de la confianza: cuanto mayor es la confianza más se obtiene (...) Para mí es una alegría cuando los pecadores recurren a mi Misericordia. Entonces los colmó más allá de lo que esperan”. 

Importante meditación de hoy que nos ayudará a comprender y vivir aquello de San Pablo “donde abundó el pecado sobreabundó la gracia” (Rm 5,20) y también aquel “todo coopera para bien de los que aman a Dios” (Rm 8,28)

En este PDF le proponemos el examen para hacer al final del día de hoy.

“¡Qué grande es la misericordia del Señor!” ¡Cuántas veces exclama así nuestro hermano Rafael! Si hay algo de lo que no podemos dudar al leer sus escritos es cuánto en qué medida se sabe amado por Dios, bendecido por la misericordia del Padre celestial. Estos textos, como otros también, nos ayudan a entender cuán humano es un santo, lo cual debería hacernos preguntar como san Ignacio "Si ellos pudieron ¿por qué yo no?"

14 Misericordia

audio 20:43 min

Si bien hace unos días tuvimos la plática sobre la penitencia, es un tema propio de la primera semana y, como veremos, de toda la vida.

Proponemos como material extra un texto sobre San Ignacio y la penitencia: "San Ignacio y la penitencia I: desde Loyola a Manresa"

 

¡Ave María y adelante!

flare